Cuatro cosas que nunca deberías hacer en LinkedIn

A pesar de no estar en la lucha por ser la red social más popular del mundo, LinkedIn tiene una significativa porción de usuarios activos gracias a su estricto enfoque en las relaciones corporativas y la búsqueda de empleo y talentos. Lo que alguna vez hizo esta web importante, sin embargo, también se ha convertido en una pesadilla. ¿Por qué? Porque muchos usuarios no usan su sitio web apropiadamente, limitando sus propias posibilidades de tener éxito en la ella. Importar contactos a mansalva Importar tu lista de contactos a LinkedIn puede ser sencillo, pero es necesario revisarla con cuidado. Quienes no lo hacen a menudo terminan invitando a su red a gente con la que solo hablaron una o dos veces en la vida, o con quienes no tienen una relación muy saludable. Ahórrate los malos momentos revisando cada paso del proceso de importación de contactos. Saltarse la personalización de las solicitudes de contacto “Me gustaría añadirte a mi red profesional en LinkedIn”. Vamos, puedes hacerlo mejor que eso cuando envías solicitudes de contacto —y deberías. Si conoces a la persona que invitas, te gustaría aprovechar la oportunidad para saludarlo de una manera agradable. Si no la conoces, entonces el incluir en tu solicitud una breve nota de por qué intentas agregarle le ayudará a juzgar más fácilmente si te aceptan o no. Aceptar a cualquiera como contacto Cuando aceptas un contacto en LinkedIn, le das acceso a todo tu perfil, incluyendo tu información de contacto (número telefónico, correo electrónico y redes sociales). ¿Estás seguro de que quieres compartir esos datos con personas con las que no has hablado antes o a quienes apenas conoces? Como mínimo, pregúntale a quien te invita por qué te está invitando. Créeme que te ahorrará más de un dolor de cabeza. Hacer spam en lugar de interactuar La mayoría puede sobrevivir en LinkedIn con un perfil profesional, pero hay una manera adicional de interactuar con otros usuarios: los grupos de LinkedIn. De un tiempo a esta parte, los grupos se han convertido en un triste depósito de spam, llenos de gente que intentan ponerte sus últimos artículos en la cara como si fuesen brillantes maneras de “compartir conocimientos invaluables con la comunidad”. Si vas a participar en los grupos de LinkedIn, por favor no hagas spam. No hay manera de recuperarse una vez que empiezas a ser señalado como spammer. La reputación rara vez recibe una segunda oportunidad. La entrada Cuatro cosas que nunca deberías hacer en LinkedIn se publicó primero en SEOcretos .

Ver más:
Cuatro cosas que nunca deberías hacer en LinkedIn